ICICAC, S.A. DE C.V.

01 (55) 8525-9691 / 5424-7480 informes@icicac.com
01 (55) 8525-9680 Intranet

Mostrar Menu

Noticias ICICAC

Viven en ducto ingeniería al límite

Luis Valle

foto 2 inge

Enlace: http://www.negocioselnorte.com/aplicaciones/articulo/default.aspx?Id=663544&v=3

Monterrey, México (09 octubre 2015).- En cada etapa de la construcción del gasoducto Los Ramones II Norte, los retos han sido mayúsculos pues la infraestructura instalada atraviesa desde planicies hasta ríos y montañas.

Por ejemplo, para el transporte de tramos de acero de 21 metros de largo, de 42 pulgadas de diámetro, cuyo peso ronda las siete toneladas, se han requerido las más complejas maniobras, destacó en entrevista Luis Gordilho, director de AOT Pipelines. AOT construye la parte de la obra con la que se importará gas natural de Texas, en un tramo del ducto que conecta a Los Ramones, Nuevo León a Villa Hidalgo, San Luis Potosí, a través de 452 kilómetros de longitud. A su vez,  AOT Pipelines representa las siglas de la unión de tres empresas: la firma regiomontana Arendal, que preside Jesús García Pons; la brasileña Odebrecht, que en México dirige Luis Weyll; y la argentina Techint, que comanda Gustavo Gallino en Norteamérica.

Gordilho subrayó que la gente contratada para el proyecto, en su mayoría de la región donde se construye, están siendo capacitadas algunas veces “desde cero” y terminan siendo especialistas que después se podrán desempeñar en otras obras.

Aunque de los 6 mil 490 trabajadores que actualmente laboran en la obra, el 95 por ciento son mexicanos, Raúl Silva y Gonzalo Bussalleu, directores contractual y administrativo de AOT Pipelines, detallaron que en obras muy especializadas requirieron a personal externo.

“Tuvimos que traer soldadores de Turquía, Brasil, Colombia, Perú, Argentina… porque además hay diferentes tipos de soldadura y por ejemplo especialistas en soldadura con argón, pues, hay en México pero se dedican a trabajar en planta y es difícil encontrarlos para este tipo de obras”, dijo Silva.Del tramo que construyeron, dijo el directivo, el 70 por ciento del ducto atraviesa por abajo de ríos, encima de montañas y otras zonas difíciles para construir.”Para la parte de las montañas trajimos especialistas de Austria para poder hacer toda la instalación de las grúas, que deben estar colgadas de arriba, porque no se sostienen por sí solas a la hora de mover y colocar ductos en las zanjas donde puede haber pendientes de 35 grados de inclinación”, abundó Silva.

“Cada tramo (de ducto) mide 21 metros aproximadamente y pesa 7 toneladas, vino gente que sabe maniobrar esos tubos tan pesados en otros países donde ya se han realizado en cordilleras o en sierras a capacitar a la mano de obra mexicana”, añadió Bussalleu.En el caso de Ricardo Montoya, originario de Monterrey y quien labora en la edificación de una de las dos estaciones de compresión de esta parte del ducto, recibió capacitación a pesar de tener más de 10 años de experiencia en la industria de la construcción.

“No todas las construcciones son iguales, esta es un poco más compleja de donde he estado”, relató abordado durante el inicio de la Semana de la Seguridad, Salud en el Trabajo y Medio Ambiente (SSTMA), en el municipio de Linares, Nuevo León.”Ahorita estamos abajo en la parte de zanjas y tubos, la obra de excavación termina en dos meses, pero quedarían detalles todavía, hay que resanar los muros de concreto por donde se van a meter las tuberías”, dijo.

Transforman trabajadores, más de 6 mil personas trabajando en un proyecto de menos de dos años de duración ha reunido a personas que, por ejemplo, antes de este se dedicaban a la agricultura y ahora se han transformado en especialistas.Cuando finalice la construcción del gasoducto Los Ramones II Norte, en mayo del 2016, esta mano de obra local calificada podrá salir al mercado laboral y crecer profesionalmente gracias a la experiencia adquirida en este desarrollo.Entre quienes entrenaron a trabajadores de la obra, destaca el Instituto de Capacitación de la Industria de la Construcción (ICICAC) de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción.

El Ing. José Rafael León Jacobo, director general del ICICAC, señaló que desde la evaluación de los operadores de maquinaria y hasta la calibración de la misma, se realizaron a través de cursos intensivos a alrededor de 720 trabajadores durante los 6 meses que estuvieron presentes en las obras del gasoducto.

“Nos dedicamos a capacitar operadores, formarlos y a certificarlos”, relató abordado en el marco del SSTMA.

“Utilizamos un simulador para reducir el tiempo de capacitación y que el operador pueda practicar situaciones riesgosas que en la máquina real no lo podría hacer, por ejemplo una volcadura.

“Entonces ahí se le marcan muchos ejercicios en donde principalmente tienen que ver con la seguridad y con la productividad de la máquina”, dijo León.

Sostuvo que capacitaron tanto a gente con o sin experiencia previa y lo han hecho para otros proyectos energéticos para Pemex, principalmente, en Ciudad del Carmen, Campeche, y en Tula, Hidalgo.

“Cuando trabajas en un proyecto de estas dimensiones, observas que el riesgo es inminente, puede caer un tubo, se rueda y te apachurra y cosas de esas. No puedes descuidar la seguridad en ninguno momento”, subrayó.

http://www.negocioselnorte.com/aplicaciones/articulo/default.aspx?Id=663544&v=3